Iglesia Adventista del Séptimo Día de Garland

La Fe de Jesús - Lección 09

Home > Recursos > La Fe de Jesús >
La Fe de Jesús - Lección 09
.

La Fe de Jesús Lección 9
Lo que la Biblia Enseña Acerca del Juicio

El Juicio

1.    ¿Sobre qué hará Dios el juicio? (Eclesiastés 12:14)
14 Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.

 

2.    ¿Cuántos comparecerán ante el juicio? (2 Corintios 5:10)
10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo,(A) para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo

 

El juicio en Acción

3.    ¿Quién es el juez? (Juan 5:22)
22 Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo.

 

4.    ¿Dónde está registradas nuestras acciones? (Apocalipsis 20:12)
12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

 

5.    ¿Quiénes son los testigos? (Mateo 18:10)
10 Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos

 

6.    ¿Quién es el abogado? (1 Juan 2:1)
1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

 

7.    ¿Por cuál código seremos juzgados? (Santiago 2:12)
12 Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad

 

8.    ¿Cuál será la sentencia? (Mateo 25:31-46)
31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él,(A) entonces se sentará en su trono de gloria,(B)     32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.     33 Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.     34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.     35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;     36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.     37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber?     38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos?     39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?     40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.     41 Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.     42 Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber;     43 fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis.     44 Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?     45 Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis.     46 E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.

 

¿Qué debo hacer?

9.    Creer y obedecer a Jesús (Juan 5:24)
24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida

 

10. Temer a Dios y guardar sus mandamientos (Juan 14:15-35)
15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.     16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:     17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.     18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.     19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.     20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.     21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.     22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?     23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.     24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.     25 Os he dicho estas cosas estando con vosotros.     26 Más el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.     27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.     28 Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo.     29 Y ahora os lo he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis.     30 No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí.     31 Más para que el mundo conozca que amo al Padre, y como el Padre me mandó, así hago. Levantaos, vamos de aquí.

 

Mi resolución

Acepto a Jesús como mi abogado. Deseo respetar los mandamientos.

 

 

Acepto           ____________________

 

Calificación  ____________________

 

Instructor      ____________________